entorno familiar

El entorno familiar influye de manera directa sobre nuestra personalidad. Las relaciones familiares son fundamentales para el buen crecimiento y desarrollo personal de sus miembros. De hecho, la familia es el primer entorno social de los niños. Veamos cuáles son las cosas que más valora una persona dentro de su círculo familiar. 

A qué llamamos entorno familiar

El entorno familiar es el conjunto de personas que forman parte de una misma familia o círculo. Para que esta relación se considere como válida, todos sus miembros han de compartir el mismo espacio y tiempo. Por lo tanto, se puede afirmar que el entorno familiar también puede estar formado por personas que no son familia directa, pero que están presentes en nuestro día a día. 

Este ambiente social de personas cercanas posee una gran influencia sobre todos y cada uno de sus miembros. Lo que diferencia a un entorno familiar de otro es su riqueza constructiva. Por un lado, tenemos familias positivas y enriquecedoras para el individuo. Mientras que por otro, existen familias desestructuradas que no tienen la capacidad de mantener relaciones familiares provechosas. Para que una familia pueda influir positivamente sobre sus miembros es imprescindible que su presencia esté basada en:

  • El respeto.
  • El amor y cariño.
  • La autoridad participativa. 
  • Tiempo de convivencia. 
  • El aprendizaje mutuo. 

Factores más valorados dentro del entorno familiar

Cuando hablamos con diferentes personas acerca de las cosas que más aprecian dentro de una familia nos encontramos con algunos valores que sobresalen por encima del resto. Algunos de ellos son:

1.- El apoyo

Un entorno familiar positivo es aquel donde todos sus individuos se sienten apoyados. El apoyo de la familia es uno de los factores más valorados dentro del ambiente familiar. Las personas que crecen con una familia que les ayuda y apoya son individuos mucho más fuertes y formados. Capaces de afrontar los retos de la vida sin miedo. 

2.- La protección

Estar al abrigo de la familia significa estar bajo la protección de los tuyos. Tener un entorno familiar óptimo nos asegura una protección que nos hace sentir mucho más seguros. Cuando somos niños necesitamos que nos den de comer, nos bañen, etc. Pero cuando somos adultos sentimos la necesidad de que nos cuiden y protejan de otra forma. Para ello, el entorno familiar es fundamental. 

3.- La colaboración

Todos para uno y uno para todos. Este era el lema de unión utilizado en el libro “Los tres mosqueteros”, de Alejandro Dumas. Un buen ejemplo de que la familia puede encontrarse en cualquier parte, aunque no existan lazos de sangre de por medio. En este sentido, un entorno familiar sano es aquel en el que la colaboración de sus miembros está siempre presente. Todos se apoyan y ayudan cuando los demás lo necesitan. 

4.- El amor

El ser humano es social por naturaleza. Esta es la afirmación que pronunció Aristóteles para constatar que las personas nacemos con una característica social que vamos desarrollando a lo largo de nuestra vida. Es decir, necesitamos a los demás para sobrevivir. En un mundo tan individualista como el que actualmente tenemos, cada vez es más duro vivir solo. Por esta razón, las personas valoran el cariño que reciben de su entorno familiar. Se dice que este amor es el más puro e incondicional que existe; no tiene barreras y dura para siempre. 

5.- La aceptación

Una familia constructiva siempre aceptará a sus miembros tal y como son. Por este motivo, esta es otra de las cosas que más se valoran del entorno familiar. Las personas siempre buscamos encajar dentro de nuestro círculo social. Tanto es así que en nuestra familia siempre encontramos esa aceptación tan buscada. Aquí es donde somos nosotros mismos sin necesidad de tener que fingir para ser apreciados. 

6.- El perdón

Finalmente, nos encontramos ante un valor muy apreciado dentro del entorno familiar. El perdón es clave para que las personas puedan seguir avanzando en la vida. Los errores son parte de nuestro crecimiento, y la familia ha de ser capaz de perdonar los fallos de sus miembros para seguir unida. 

En definitiva, las familias siempre se desarrollan mejor en un entorno que les sea propicio. Si estás buscando un nuevo lugar para empezar de cero con los tuyos, en Solsona o Cardona encontrarás todo lo que estás buscando. Haz clic en nuestra guía de bienvenida para descubrirlo.